Avisar de contenido inadecuado

Adolescencia y comunicación

{
}

La adolescencia es una etapa de extrañamiento tanto para los chicos como para nosotros los padres. Mi hijo cumplirá trece años en unos días más y ya no responde a las viejas fórmulas en las que bastaba una simple pregunta (a veces distraída) ¿Cómo te fue en tu colegio? para que desatara una asombrosa verbosidad que me llevaba a imaginar los hechos reales y ficticios de sus relatos de escolar. Este año insistí en la vieja fórmula y recibí un seco "bien", ¿Cómo que bien?, "sí, bien, qué más quieres que te diga". Los momentos mágicos de nuestros mimos, nuestros juegos parecen que se van a retirar para siempre. Sin embargo, no. Nunca es así. Hay que cambiar de fórmulas, hay que respetar e interesarse por sus nuevos intereses y ayudarle a descubrir otros nuevos intereses. La adolescencia de nuestros hijos nos recrea. Necesitamos creatividad, entrega y paciencia.  Mi hijo, descubre conmigo la magia del cine. Le presento a Hitchcock, Bergman, Buñuel; lo dejo bucear, preguntar, escoger algo de Passolini, Scorsese. Juntos descubrimos a Kitano y reímos, conversamos y recobramos esa confidencialidad que ambos requerimos para seguir reconociéndonos como una alianza que tendrá marchas y contramarchas, claroscuros varios; pero siempre tendrá un punto de encuentro intemporal hecho de amor, de aficiones y afanes compartidos.

Estoy segura que nos esperan muchos desencuentros, muchas afirmaciones de personalidad que se convierten en negaciones de mis deseos maternales. Comprendo que es necesario. Los hijos siempre son disidentes, en mayor o menor grado. Es bueno que lo sean. Es bueno que aprendan a elegir, a pensar, a sentir por sí mismos, a crear criterios diferentes para relacionarse con el mundo y con ellos mismos. Nuestros hijos no son prolongaciones de nosotros y menos de nuestros sueños. Son hijos de su tiempo y necesitan distanciarse para afirmarse y regresar. En los padres queda forjar creativamente mútliples caminos de regreso.

{
}
{
}

Comentarios Adolescencia y comunicación

:-S
jdhs jdhs 30/04/2010 a las 06:49
Los adolescentes no se destacan por sus destrezas comunicativas,
especialmente con sus padres y otros adultos que los quieren, comienzan a ver 
en ellos una especie de autoridad que lleva al joven a sentirse desafiado y trata 
de incumplir la reglas o normas en su hogar,  ya que es una etapa critica, donde 
se deja de ser niño, pero aun no se es adulto, crea  confusión y  rebeldía en los 
adolescentes, los cuales buscan a personas de su misma edad para poder
hablar y expresar lo que siente y los cambios que les están pasando.
Gabriela Sofia Perez Gabriela Sofia Perez 31/05/2012 a las 02:41

Deja tu comentario Adolescencia y comunicación

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre