Avisar de contenido inadecuado

EL MITO DE LA MADRE PERFECTA

{
}

 Donna Angelicata creada por el trecento italiano no ha muerto. Este ideal femenino ha seguido vivo y alimentado por la sociedad en su conjunto en la figura de la Mujer Madre. Según este ideal, la esencia de la mujer es la maternidad que es un espacio sacralizado lleno de exigencias, responsabilidades y deberes. Para encajar en el ideal, una madre debe ser inmune al cansancio, a la tristeza, a la decepción, a la rebeldía, incluso a la diversión. Todo hijo ha sido formado desde la escuela y desde el imaginario social en este arquetipo. Es un proceso de deshumanización positivo. Se espera de la madre un conjunto de virtudes permanentes que escapan a las posibilidades humanas. Desde su pedestal, la mujer madre es una permanente renunciante de sí misma en pos de sostener el mito materno.

Estoy convencida que el primer deber de una madre es ser feliz y para serlo, no puede construir un proceso de negación de sí misma a favor de la prole. La madres abnegadas hasta el hartazgo, suelen exigir hijos abnegados hasta el extremo. Declaremos, de una vez por todas, que no somos ni pretendemos ser madres perfectas, que no queremos pedestales ni idealizaciones. Que no renunciamos a nuestra humanidad falible, que no renunciamos a equivocarnos de la misma manera que no renunciamos a amar a nuestros hijos en una experiencia de amor que no tiene parangón en la experiencia humana. Porque eso sí que es verdad. Una lo descubre cuando nace el hijo y cuando lo acompaña en su desarrollo, amamos a nuestros hijos más que a nada ni nadie. Tal vez porque nunca nos sentimos más acompañadas que cuando los tuvimos en nuestro interior, fuimos uno solo casi un año. Tal vez porque sabemos que la paternidad que hemos construido nos orilla a cuidar de nuestros hijos cuando los padres no les dedican mucho tiempo o los abandonan. No sé cual sea el misterio del amor materno, pero lo que sí sé que pretendo ser una madre feliz, un vivo ejemplo de amor sin culpas y renunciamientos.

FELIZ DÍA DE LAS MADRES

{
}
{
}

Deja tu comentario EL MITO DE LA MADRE PERFECTA

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre